Cómo arreglar pantalla negra con cursor

Cómo arreglar pantalla negra con cursor

La pantalla negra con cursor es un problema común que puede ocurrir en computadoras y laptops. Muchos usuarios se encuentran desconcertados cuando se enfrentan a esta situación, ya que la pantalla negra impide el acceso a cualquier función o programa. Sin embargo, existe una serie de pasos que se pueden seguir para solucionar este inconveniente. En este artículo, se explorarán las posibles causas de la pantalla negra con cursor y se brindarán instrucciones detalladas sobre cómo resolver este problema de manera efectiva.

Soluciones rápidas y sencillas si tu pantalla se queda en negro y solo aparece el cursor

Si alguna vez te has encontrado con el problema de una pantalla negra con solo el cursor visible, no te preocupes, no estás solo. Este es un problema común que puede ocurrir en diferentes sistemas operativos, como Windows o macOS. Afortunadamente, hay soluciones rápidas y sencillas que puedes probar para solucionar este inconveniente.

Reiniciar el equipo

La primera solución que debes intentar es reiniciar tu equipo. Puede parecer demasiado simple, pero a menudo es efectivo para solucionar problemas menores como una pantalla negra con cursor. Simplemente apaga el equipo y espera unos segundos antes de encenderlo nuevamente. En muchos casos, esto resolverá el problema y la pantalla volverá a funcionar correctamente.

Verificar los cables y conexiones

Otra causa común de una pantalla negra con cursor es una conexión de cable suelta o defectuosa. Asegúrate de que todos los cables estén correctamente conectados tanto en tu monitor como en tu computadora. Prueba a desconectar y volver a conectar los cables para asegurarte de que estén bien ajustados. A veces, simplemente volver a conectar los cables puede solucionar el problema.

Arrancar en modo seguro

Si reiniciar el equipo no resuelve el problema, puedes intentar arrancar en modo seguro. Este modo permite que el sistema operativo se inicie con un conjunto mínimo de controladores y servicios, lo que puede ayudar a solucionar problemas de pantalla negra. Para arrancar en modo seguro, reinicia tu equipo y antes de que aparezca el logotipo de Windows o macOS, presiona la tecla F8 o Shift+F8 repetidamente hasta que aparezca el menú de opciones avanzadas. Luego, selecciona «Modo seguro» y espera a que el sistema se inicie. Si la pantalla funciona correctamente en modo seguro, es posible que haya un problema con algún controlador o software recientemente instalado. En este caso, puedes intentar desinstalar o actualizar los controladores problemáticos.

Restaurar el sistema operativo

Si ninguna de las soluciones anteriores funciona, puedes intentar restaurar el sistema operativo a un punto anterior en el tiempo en el que la pantalla funcionaba correctamente. Tanto Windows como macOS ofrecen la opción de restaurar el sistema a través de herramientas integradas. Esto revertirá cualquier cambio reciente en la configuración del sistema y puede solucionar el problema de la pantalla negra con cursor.

Rate this post

Leave a Reply